Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

jueves 27 de julio de 2017

Scroll to top

Top

Paul Auster celebra sus 70 años con la publicación de un nuevo libro

Paul Auster celebra sus 70 años con la publicación de un nuevo libro

El escritor estadounidense Paul Auster se declara “poseído” por la escritura, hecho al que considera “un acto de libertad y una cuestión de supervivencia”, a tres días para cumplir 70 años a los que celebra con la venta de “4321”, su última novela.

El libro debería haber llevado por título el nombre de su protagonista, Ferguson, pero en el proceso de escritura tuvieron lugar manifestaciones contra la violencia policial por la muerte de un afroamericano en la ciudad de Missouri.

“Ferguson se convirtió en un triste ejemplo de racismo en Estados Unidos, y (el nombre) no abandonará esta lengua. Por eso, no podía escribir un libro que se titulara ‘Ferguson’. Resulta extraño que fuera justo ese nombre, con todos los que existen en el mundo.

“Me ha sucedido varias veces que los propios acontecimientos y sus consecuencias, de una manera egoísta, me dejan atónito”, declaró Auster.

Auster, que desde siempre escribe a mano y tipea en la máquina de escribir, explicó que en su trabajo como creador, logra completar una página al día. “Dos si tengo suerte; a veces, sólo media. Pero si eres constante, las páginas se van amontonando”.

Sus historias están dotadas de un sugerente lenguaje, observaciones psicológicas y conclusiones filosóficas.

La escritura “es un proceso orgánico y totalmente inexplicable. Todo viene de dentro, del inconsciente. En algún momento, algo aparece. La mayoría de las veces son personajes que deambulan por mi cabeza y, cuanto más me ocupo de ellos, más claras se vuelven las historias que les pertenecen”, apunta.

Auster llevaba muchos años escribiendo hasta que llegó el punto de inflexión con la “Trilogía de Nueva York”, a mediados de los años 80. Desde entonces, novelas como “Mr. Vértigo”, “El libro de las Ilusiones” o “La noche del Oráculo” siguen cimentando su fama.

No piensa “en absoluto” en el Nobel y tampoco en dejar de escribir, aunque esto sea una lucha constante para él. “Es lo más duro que podría imaginarme”, asegura Auster.

Google+