Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

lunes 20 de noviembre de 2017

Scroll to top

Top

La polémica del narcotráfico: opinión pública, violencia y poder

En las últimas semanas el tráfico de drogas quedó en lo más alto de las preocupaciones de los argentinos, mientras se debate la reducción de penas y se descubren más casos de corrupción policial.

Según una encuesta de Poliarquía, el narcotráfico figura al tope de los temas considerados “muy graves” por los argentinos, seguido por el consumo de drogas. Parecería que la opinión pública está más preocupada por ello que por otros hechos de inseguridad o por cuestiones socio-económicas como la inflación y el desempleo. La encuesta, publicada por el diario La Nación, fue realizada en distintas localidades del país a mediados de enero pasado. La mayoría de los encuestados percibe que el narcotráfico y el uso de estupefacientes han empeorado en los últimos años y apunta al Gobierno nacional como máximo responsable de combatirlos.

 

Frente a ello, el sacerdote católico que conduce la Sedronar, Juan Carlos Molina, dijo que “el tema de las drogas está puesto por las corporaciones, por los medios de comunicación, para sacar otros temas”, si bien “hay problemas con las drogas”. Sus declaraciones vuelven a contradecir la opinión del Secretario de Seguridad, Coronel Sergio Berni, y del Ministro de Defensa, Agustín Rossi, para quienes el narcotráfico es un gran problema que debe ser combatido por las fuerzas de seguridad federales con asistencia de las fuerzas armadas argentinas y las agencias especializadas del gobierno de los Estados Unidos.

Recientemente, tanto el presidente de la Corte Suprema de Justicia como la Conferencia Episcopal han denunciado el avance del tráfico de drogas y la violencia y la corrupción asociadas, pidiendo un compromiso de funcionarios y dirigentes políticos para combatirlo.

En las últimas semanas se ha conocido la participación de policías provinciales y federales en asociaciones ilícitas con narcotraficantes para liberar territorios y brindarles protección en las provincias de Santa Fe y Córdoba.

Mientras tanto, la ONU habla por primera vez de despenalizar el consumo de drogas, al señalar que los objetivos en la lucha mundial contra las drogas no se cumplen, en un documento elaborado para una reunión clave de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) que se celebrará la próxima semana en Viena. “La despenalización del consumo de drogas puede ser una forma eficaz de descongestionar las cárceles, redistribuir recursos para asignarlos al tratamiento y facilitar la rehabilitación”, sostiene el borrador del informe.

Google+