Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

viernes 15 de diciembre de 2017

Scroll to top

Top

El mundo de “The Circle” ya es nuestro presente

El mundo de “The Circle” ya es nuestro presente

En 2013, Dave Eggers publicaba su novela futurista “The Circle”, una suerte de “1984” contemporáneo. En 2017, James Ponsoldt llevaba la intriga a la pantalla grande. Todo indica que ya estamos viviendo en este mundo.

La empresa también es tu lugar de diversión

En The Circle, la protagonista trabaja en un campus donde todo está pensado para no tener que salir nunca: habitaciones cómodas si quiere trabajar hasta tarde, gimnasios y clubes de actividades para descansar, parques gigantes para tomar aire libre. En el mundo real, las empresas de la Silicon Valley como Facebook o Google también se enfocan en crear un ambiente laboral paradisíaco para seguir siendo atractivas. El Googleplex, la sede de Google en California, se preocupa por ofrecer a sus empleados buenos restaurantes, salas de recreo, sillones para trabajar. No teme que los ingenieros se diviertan demasiado, pero quiere que vivan en el campus de la empresa.

Dos mil millones de cámaras para vigilarnos

En la novela, las pequeñas cámaras de “SeeChange” se instalan en todos lugares para más seguridad. En 2011, Reino Unido contaba con casi 2 millones de cámaras instaladas en lugares públicos para luchar contra la inseguridad. Estudios revelaron que en promedio un británico está filmado por 70 cámaras por día. Y no se trata solamente de las cámaras de gobierno. En 2016, se vendieron en el mundo más de dos mil millones de smartphones, todos equipados con cámaras. Con las aplicaciones de video live como Periscope o Facebook Live cada manifestación, recital, o escena de violencia está grabada y transmitida en vivo.

Imposible ser anónimo en Internet

La empresa The Circle inventó “TruYou”, un servicio que reúne todas las cuentas digitales bajo un solo nombre y una sola contraseña. Hoy en día, las redes sociales están conectadas entre ellas y podemos registrarnos en cualquier web con la cuenta de Facebook, y hasta para comprar en MercadoLibre o Ticketek. El uso del apodo se hace más y más raro ya que Facebook insiste en que usemos nuestra verdadera identidad, para más seguridad.

Tu empresa cuida tu salud… y guarda tus datos médicos

La protagonista de The Circle obtiene una cobertura médica para ella y toda su familia. A cambio, lleva permanentemente una pulsera que mide su actividad física, su sueño, su salud en general. Al igual que el proyecto Baseline de Google, en el cual la salud de 10 000 voluntarios será vigilada 24/24 para probar el análisis predictivo, es decir un diagnostico de salud basado en probabilidades.

Compartir es cuidar 

The Circle también es una plataforma social donde se comparten fotos. Hasta culparon a la protagonista por no contar en la red lo que hizo de su fin de semana, o no documentar sus salidas en kayak, para poder reseñar la calidad del agua o la diversidad de la fauna. En Facebook, la notificación “No publicaste desde hace tres semanas! Comparte lo que estás viviendo con tu comunidad!” recuerda a los usuarios ser activos en la red. Hoy en día, se comparten más de 3 mil millones de fotos cada día en Facebook, Messenger, Instagram, Snapchat y WhatsApp y Facebook felicita los usuarios que usan los emojis de emociones para reaccionar a las publicaciones, una información de valor para las empresas.

Fuente : Usbek & Rica 

Google+