Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

miércoles 24 de mayo de 2017

Scroll to top

Top

El cortometraje argentino y una gran presencia dentro del 67mo. Festival Internacional de Cine de Berlín

El cortometraje argentino y una gran presencia dentro del 67mo. Festival Internacional de Cine de Berlín

El festival finalizará el próximo domingo y donde los filmes “Fuera de temporada”, de Sabrina Campos, y “Centauro”, de Nicolás Suárez, concursan por el Oso de Oro de la sección oficial con historias y estilos muy distantes, que dan cuenta de la diversidad estética y temática que existe dentro del género en el país.

Aplaudidos por el público en todas sus exhibiciones, los cortos de Campos y Suárez compiten además por el Oso de Plata (el premio especial del jurado) y por un premio monetario de 20 mil euros que entrega uno de los sponsors del festival alemán, y aspiran a ser nominados para los European Film Awards.

El corto de Suárez, que forma parte del largometraje grupal “Historias Breves 13”, producido por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), describe al ritmo de cumbias y payadas posmodernas el viaje de iniciación de un joven gaucho que regresa a su pueblo para vengar la muerte de su hermano, tratando de domar -y asesinar- al caballo bagual que lo mató durante una doma.

Mientras “Centauro” propone así un “un western greco-criollo y wachi-político”, según su autor, “Fuera de temporada” narra el reencuentro casual de dos ex amantes que no se veían hace años y que deben lidiar con sus dudas, deseos y su nueva realidad sentimental.

“Nunca tuve un encuentro parecido al de los personajes, pero sí experimenté algunos desencuentros amorosos. En algunos casos, con algunas personas sentí la sensación de que era una lástima estar en cierto lugar o en cierto momento en los que el encuentro con el otro no podía ocurrir”, explicó Campos en relación a los obstáculos sentimentales que algunas circunstancias pueden poner entre dos personas que se atraen.

La cineasta, que ya había dirigido otros cortos y además es una requerida directora de arte en el ambiente cinematográfico local, afirmó desde Berlín que “en realidad todo se trata de un proceso interno, las razones de ellos son personales, es todo un reflejo de algo interior” que a veces, como en este caso, no les permite a los personajes dar un paso y entregarse al otro más allá de las circunstancias.

Campos, autora del corto “Salón Royale” (2011), describe en su nuevo filme el reencuentro fortuito de dos jóvenes en un fin de semana de un caluroso verano en una quinta con pileta del Gran Buenos Aires junto a otros amigos en común, a quienes no les dicen nada de su vieja relación, mientras comienzan a revivirla.

“Creo que la puesta en escena está en función de la historia que quería contar. En mi corto anterior necesitaba una cámara fija, pero en este caso la cámara tenía que ser un amigo más, debía ser como un observador omnipresente”, destacó la directora, a quien la noticia de la selección de su trabajo en Berlín la sorprendió “porque fue todo muy rápido y vertiginoso”.

Según Campos, que la cámara esté muy cerca de ellos todo el tiempo (y en algunos momentos casi los toque) “se debe a que este es un relato que tiene mucho que ver con lo que sienten y piensan los personajes, por eso esa cercanía era lo más indicado para mostrar sus cavilaciones, lo que no dicen, el proceso interno que ellos tienen”.

“Hay dos relatos: uno es el que vemos y escuchamos y otro es el que no se dice, el que ocurre en el interior de cada uno de ellos durante ese fin de semana. Son dos días que tienen que atravesar juntos sin proponérselo, todo un proceso interno de ver y tantear al otro, ver qué le pasa a cada uno de ellos con el otro”, prosiguió la directora.

Una de las decisiones más importantes de puesta en escena de la directora fue posicionarse en el punto de vista de los personajes, “porque cuando se ven no se hablan y paulatinamente se van acercando, tanto emocional como físicamente. Ellos están muy distantes al comienzo y a medida que transcurre el corto sus cuerpos están cada vez más cerca”.

El jurado internacional que se encargará de premiar a los mejores cortos en Berlín está formado por Carlos Núñez, director artístico del Festival Internacional de Cine de Santiago de Chile (Sanfic); Christian Jankowski, artista y catedrático de la Academia Estatal de Artes Visuales de Stuttgart; y Kimberly Drew, comisaria y responsable de medios sociales del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

Google+