Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

viernes 21 de julio de 2017

Scroll to top

Top

Artistas de todo el espectro político se unen en defensa del Cine Nacional

Artistas de todo el espectro político se unen en defensa del Cine Nacional

El mundo de la cultura, reunido el lunes en una nueva asamblea multitudinaria, se pronunció en defensa del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y la legitimidad de los fondos con que hace posibles las producciones argentinas, frente al estado de alerta desatado tras la remoción de su presidente, Alejandro Cacetta.

La Asamblea Abierta de la Comunidad Audiovisual, conformada por diversas entidades culturales y sindicales del sector, incluyendo directores, productores, distribuidores, actores y técnicos, expresó el rechazo unánime frente a los dichos y anuncios del ministro Avelluto con respecto al INCAA: más despidos y una “reestructuración integral” del Instituto.

Bajo consignas como “la cultura no se toca” y “el cine es identidad”, los trabajadores de la cultura salieron a defender públicamente al INCAA con asambleas, comunicados y videos que circulan por las redes en donde desmienten la idea de que el Cine Argentino es financiado por el llamado “bolsillo de la gente”, y explicando claramente cuáles son las dos fuentes de autofinanciamiento con las que el INCAA hace posible la producción audiovisual argentina: el 10 porciento de cada entrada de cine, y el impuesto que pagan todas las empresas que hacen uso del espacio radioeléctrico nacional.

“El cine se sustenta de la propia actividad audiovisual sin restarle recursos a otras áreas del Estado”, explica el comunicado de la Asamblea, firmado por más de 25 organizaciones. “El Fondo proviene del impuesto del 10 por ciento a la entrada de cine y de un gravamen a empresas de radiodifusión. El riesgo es que a través de la nueva ley de convergencia, que el Ejecutivo promueve enviar al Congreso, cambie el status de los canales de cable a compañías de telecomunicaciones, quedando sin efecto ese impuesto que sustenta al cine nacional”.

Claudio Remedi, documentalista y docente de la Enerc, leyó además otro comunicado en el que se agregó que “en el cine nacional la grieta no existe” y que “ante la dura campaña contra el sector audiovisual, la cultura se va a mantener unida”. “Exigimos transparencia en la redacción del proyecto de convergencia que prepara el gobierno”, frente al temor de que queden derogados los artículos 94 y 97 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, haciendo que el INCAA pierda el 60 por ciento de su financiamiento y que los Institutos de música (Inamu) y de teatro (INT) se queden sin fomento alguno.

Luis Puenzo, director y guionista de La historia oficial, otro de los múltiples oradores del encuentro, opinó que “creo que la comunidad cinematográfica estaba demasiado cómoda pensando que el INCAA iba a ser para siempre”, y pidió a “quienes están en el centro de la escena” que trabajen para impedir el intento de desfinanciarlo, recordando que el INCAA está cogobernado por una Asamblea Federal y por un Consejo Asesor, y que según la ley es un instituto autárquico.

Pino Solanas, por su parte, sostuvo que “el gobierno nacional debe saber que no puede modificar leyes nacionales con decretos”. “La cinematografía argentina es una de las diez más importantes del mundo y es espejo del alma de este país. No pueden mirar al cine como una unidad de negocios y por eso vamos a defenderlo a capa y espada”.

Por último, también se hizo referencia a la preocupación general por el decreto publicado el lunes en el Boletín Oficial que transfirió el Consejo Consultivo del Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre de la órbita de Comunicación a la de Jefatura de Gabinete. “El decreto no toca el Fondo de Fomento pero nos parece muy llamativo que al primer día hábil después de lo que sucedió con el INCAA, y ante las promesas de que no se van a modificar las cosas, surja esto. Para nosotros es una alerta de que lo que se está diciendo hay que ponerlo en duda”, sostuvo el cineasta Benjamín Avila.

Google+