Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

viernes 20 de octubre de 2017

Scroll to top

Top

Joan Miró, el artista que quiso “asesinar la pintura”

Joan Miró, el artista que quiso “asesinar la pintura”

La fundación Joan Miró de Barcelona posee la colección más exhaustiva del pintor catalán y Radio Cultura 97.9 te invita un recorrido especial adentro de sus muros.

Sin duda reconocerán las gruesas líneas negras, rectángulos azules y puntos rojos tan característicos de los cuadros de Joan Miró. En realidad, el artista empezó a pintar mucho antes, en 1915, y su obra se extiende hasta su muerte, en 1983. Atraviesa una diversidad de corrientes artísticas, de los principios post-impresionistas y fauvistas, al surrealismo, los collages y al fin de su vida, las telas de grandes dimensiones.

 

La fundación Joan Miró reúne su prolífica obra con 217 pinturas, 178 esculturas, 9 textiles, 4 cerámicas, unos 8.000 dibujos. A parte, dedica un espacio al arte moderno y a jóvenes artistas catalanes.

 

El pintor fue considerado por André Breton como “el más surrealista de todos”. A lo largo de los años, se alejó del movimiento y declaró querer “asesinar la pintura”: así empezó con los collages y tendió hacia un estilo más onírico. En las obras de Miró también se nota una influencia de la caligrafía y de su tierra natal, la Cataluña.

 

Fotos: Julia Terzano

 

 

Google+